Balanceo dinámico

Olvídate de las vibraciones que provoca la hélice

Normalmente, si una pieza giratoria (como una hélice, llanta o ventilador) está “desbalanceada” sin lugar a dudas vibrará; y mientras mas rápido gire, vibrará más.

Existen dos tipos de desbalanceo, estático y acoplado.

Desbalanceo estático

En el desbalanceo estático la hélice se balancea mientras está en reposo, permitiendo que la fuerza de gravedad indique el área más “pesada” de la pieza. Si una hélice está desbalanceada estáticamente, está se moverá hacia arriba y hacia abajo como se muestra en la siguiente imagen.

Desbalanceo acoplado

En el desbalanceo acoplado, la máquina de balanceo mide las fuerzas y vibraciones que actúan mientras la hélice está girando. Posteriormente la máquina analiza los datos recabados y nos indica las zonas que deberán ser corregidas. Si una hélice tiene desbalanceo acoplado, está se moverá de lado a lado como se muestra en la siguiente imagen.

Por lo tanto, el balanceo dinámico “elimina” tanto el desbalanceo estático como el desbalanceo acoplado.

¿Porqué es importante el balanceo dinámico?

  • Es utilizado sólo por profesionales que han desarrollado habilidades de fabricación y reparación.
  • Actualmente, el balanceo dinámico es la mejor manera de balancear una hélice.
  • Una hélice balanceada dinámicamente ayuda a disminuir las vibraciones y ruidos, aumenta la vida útil del sistema de propulsión y mejora la maniobrabilidad y el consumo de combustible.
  • El balanceo dinámico de una hélice permite descartarla como fuente de vibraciones en el barco.
  • Genera un reporte que puede ser archivado para futuras reparaciones o chequeos.